por
el
Categoría
Link

EL ÉXITO DEL VACÍO – Por Diego Tabares

reglas-del-tenis1 ‘’Soy el mejor jugador de tenis del mundo, y sin embargo me siento vacío. Si ser el número uno me hace sentir así, ¿qué sentido tiene serlo? ¿Por qué no me retiro y punto?’’ (Andre Agassi).

A veces sentirse el mejor no lo define un ranking elaborado en base a cálculos estadísticos. Es una sensación propia, un estado de ánimo que no se refleja en un papel. Nace en las entrañas y hasta se puede sentir sin serlo. La sociedad nos impone dividirnos entre exitosos y fracasados. Nos obliga a perseguir la perfección aun cuando sabemos que no existe y casi no aceptamos el poder fallar. Nos somete al sufrimiento de querer siempre algo más, incluso cuando parece que no hay nada más allá de lo alcanzado. Ser el mejor, ¿en qué? ¿Para qué?

Agassi lo consiguió en un deporte en el que lo logran un grupo reducido de privilegiados. Sólo 25 tenistas fueron número uno en la historia del Ranking ATP (desde 1973). El individualismo que fomenta el tenis hace que parezca importante ser el Top del ranking pero Agassi destierra esa idea en su libro “Open” (Editorial Duomo, 2014).

‘’(…) A continuación recibo la llamada de un periodista. Le digo que estoy contento por el ranking, que es agradable llegar a lo mejor que se puede ser. Pero es mentira. Eso no es en absoluto lo que siento. Es lo que quiero sentir. Es lo que se espera de mí que sienta, lo que me digo a mí mismo que debo sentir. Pero, en realidad, no siento nada’’.

Studio-Capicua-Banesto-Retoque-fotografico-Tenis1Pablo Cuevas es un ejemplo de poder sentirse número uno aún sin serlo. Es de esos que no tienen que despertar esperando encontrarse entre el podio en el ATP porque sabe que no va a llegar a serlo, pero sí puede sentirlo. Es el mejor tenista en la historia de nuestro país y con eso alcanza. Ya sé que me van a decir que nació en Concordia, que es argentino, pero el corazón no sabe de banderas y él siempre jugó con la nuestra como escudo. Cuevas ganó en dobles en Roland Garros, tiene ocho títulos ATP, llegó  a estar en el número 21 del ranking y desde finales de 2014 es el mejor latinoamericano del circuito. No es el mejor para el mundo, pero para los de entre casa es el más destacado.

De todas formas siempre sentimos la necesidad de diferenciarnos y buscar al mejor, también en los deportes colectivos, lo que suena disparatado porque siendo en conjunto es imposible que uno solo pueda alcanzar la gloria sin el aporte del resto. Esto se ve muy claro en el fútbol. Perdemos horas debatiendo si Messi es el mejor de todos o si Cristiano Ronaldo le hace sombra. Si le atan los zapatos a Pelé o a Maradona, e incluso cuál de estos fue el mejor de la historia. La obsesión por hallar al exitoso nos nubla la vista, en lugar de permitirnos disfrutarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.