por
el
Categoría
Link

Entrevista con John Dilworth – Por Luciana Vallerino y Patricio Di Fini

corajeDirector, escritor y productor de animaciones. Natural, espontáneo, lleno de vitalidad.  En 1996, fue nominado al Oscar por su animación “The Chicken from Outer Space” (El Pollo del Espacio Exterior), predecesor de “Courage the Cowardly Dog” (Coraje, el Perro Cobarde) que fue su trabajo más reconocido y producido para Cartoon Network.
Amante de la naturaleza, nos estaba esperando debajo de un árbol florido en el jardín de la escuela de animación Campus donde está residiendo hasta mayo, lugar que le sirve de inspiración para su nueva obra. Y es allí mismo donde lo entrevistamos…

¿Dónde encontrás la inspiración para tu creación?
Es una buena pregunta. Realmente me inspira la vida misma. Si quiero animar un pájaro, un gato o un perro, yo tengo una relación con ellos, me involucro. Cuando estuve viviendo en Zagreb, Croacia, me enamoré de una torre antigua y entonces escribí un capítulo de Coraje llamado “La Torre del Dr. Zalost”. Nos aclara que Zalost significa zorro en croata.

tumblr_nmp8w6QKSG1s4xd15o1_500
¿Te sentís identificado con alguno de tus personajes o cada uno tiene un poco de ti?
Es muy difícil crear sin involucrarme.

¿Pero tenés algún personaje preferido?
(le llevó tiempo contestar, pero finalmente lo dijo…) Dirdy Birdy es precioso. Es un personaje que está inspirado en Picasso.

En muchas animaciones aparecés tu mismo ¿Por qué?
(se ríe)… creo que es para entenderme a mí mismo que hago esos autorretratos, que en realidad no soy yo, sino una fantasía. Es el mismo sentido por el que por ejemplo Hitchcock o Dalí aparecen ellos mismos en sus obras. Probablemente los artistas no crean en lo que ven, tienen los ojos de la mentira.

¿Has tenido el apoyo de tu familia cuando comenzaste a dibujar?
Sí, es una respuesta delicada. Sí, yo recibí apoyo pero con el entendimiento de que no es una carrera práctica. Recibo muchos mails de fans contándome que quieren ser animadores pero que sus padres les dicen que estudien carreras más tradicionales. Pero la respuesta es muy sencilla: ¿qué significa para ti invertir cuatro años? Cuando terminás sabés algo. Después de que estudiás eso podés ir a hacer la animación. Estuve trabajando limpiando pisos, en una tienda de ropa femenina, en una imprenta y finalmente en una agencia de publicidad, antes de entrar en el mundo de la animación. Hay una necesidad práctica en los jóvenes de aprender algo que les sirva en su economía como paracaídas antes de poder dedicarse a esto. No estudié nada de negocios y me hubiera gustado haberlo estudiado. Me hubiera beneficiado mucho en la animación. Tuve impulso, tuve apoyo, pero no tuve dirección. Es muy importante, cuantos más componentes es mejor, como una orquesta.

Estás trabajando en una película…
(Se le iluminaron los ojos, nos lo quería contar). Sí, es acerca de un escritor que se encuentra en un período de bloqueo creativo y siente que es como un Dios, hasta que encuentra a Dios. Y Dios le demuestra lo que un Dios puede hacer (se ríe mucho y dice que sólo quede dentro de Campus). Es una comedia con mucho humor negro. Son tres historias en una. Tengo pensado terminarla aquí, en Campus, en abril. Nos cuenta (como si nosotros no supiésemos) que Campus tiene una tradición de alumnos internacionales que son artistas que hacen grandes proyectos, como Anina, el segundo film uruguayo y se hizo en Campus (y nosotros felices y orgullosos de escucharlo, pensamos, ya tiene la camiseta de Uruguay puesta 😉 )

Es decir que campus es tu inspiración ahora mismo…
La escuela, el jardín. Me gusta mucho.

¿Y te identificás con el personaje de la película? ¿Te ha pasado alguna vez de estar bloqueado?
No (se ríe). Hasta ahora nunca me ha pasado, mañana no lo sé.

¿Trabajás en varios proyectos a la vez?
No. Trabajo solamente en esta película, es lo único que hago y organicé mi agenda para poder terminarlo a tiempo. Tengo un cliente que es el que está pagando por esto y le dije que me venía a Uruguay, voy a tomar la residencia artística que me ofrecieron, voy a estar allá y no voy a hacer absolutamente nada más.

Si pusiéramos una silla aquí, ¿qué personaje animado te gustaría que esté ahora con nosotros? Sólo uno…
No existe. Ningún personaje de animación te dirá nada. Te dirán lo que ya sabes. No quisiera malgastar mi tiempo hablando con ellos porque no tienen nada que decir. Me gustaría sentarme con el Dalai Lama para hablar sobre Tai Chi… se ríe…

Hay muchas escuelas de animación en el mundo, ¿por qué Uruguay, John?
No necesito una escuela de animación, lo que necesito es ambiente.
Él nos inspiró a dialogar sobre viajes, la vida, el Tai Chi y la ubicación de la luna…

IMG_9241

Nos contó que le gusta ir a la playa, ver las estrellas, el cielo… dice que nunca vió una estrella fugaz porque sabe que sus ojos “mienten” (se ríe mucho…) y que es por eso que hace autorretratos dentro de sus animaciones.