Jamie Reid – Sex Pistols

Diseñador y artista, muy ligado al movimiento punk, autor de la elegida como mejor portada de discos de todos los tiempos (”God Save The Queen” de Sex Pistols).

¿Cómo nació su relación con los Sex Pistols?

En 1976 Malcolm McLaren, padrino y manager de una desconocida banda llamada  Sex Pistols,  le  envió un telegrama:  “Tengo  a  estos chicos, estoy  interesado en trabajar contigo”. Reid se hizo cargo del puesto de director artístico. De esta manera, junto a McLaren y la diseñadora de modas Vivienne Westwood, hicieron del grupo, el centro del naciente movimiento punk.

Una de sus mayores influencias fue el dadaísmo: corriente artística que se enfoca a tomar lo trivial, los residuos del mundo para construir algo nuevo e imprimirle un significado novedoso. Un claro ejemplo de esto se evidencia en las fotos que retornó de la reina Isabel y le agregó un alfiler de gancho en la boca. Estas imágenes son las  empleadas  para  la  portada de su segundo single, “God Save The Queen”. Esta imagen provocó una censura, pero no fue la única:

– El primer disco del grupo llamado Nevermind the Bollocks, Here’s the Sex Pistols (1977), cuya portada era una imitación deliberada de los avisos comerciales de jabón en polvo, fue varias veces rechazada y enjuiciada debido al uso de la palabra “pelotas” en su título.

– Su primer single fue igualmente escandaloso. Anarchy in the UK se promocionó  a través de una imagen que mostraba la bandera británica hecha pedazos, lo que les valió otra prohibición por parte de las radios y cadenas disqueras.

Así fue como aprendió el lenguaje visual, y el de los slogans para articular sus angustias e ideales: “dinero del caos”, “nadie es inocente”, “nunca confíes en un hippie”, “cree en las ruinas” o “la gran estafa del rock and roll necesita de carne joven”, “ahorre petróleo, queme sus autos” y “Manténgase en calor este invierno; haga lío”, eran algunas consignas que Rield difundía a través de stickers incluidos en el Suburban Press como parte de su campaña social.

Su  trabajo también se caracterizaba por la falta de presupuesto y de tiempo para editarlo dando lugar a las improvisaciones: el recorte y uso de letras y fotografías de diarios y otros medios impresos evadía el lento proceso de la composición tipográfica. Se guiaban con la ideología: Do it yourself (hazlo tu mismo).

En los años siguientes continuó trabajando con el mismo estilo y la misma ideología para movimientos políticos y civiles, y realizó trabajos para otras bandas como los Dead Kennedys.